Copán Industrial - una tradición familiar desde 1945

English | Español

Nuestra Historia

Don Ricardo Pineda

La historia de Copán Industrial empezó en 1945 en Santa Rosa de Copán, pueblo pintoresco en el occidente de Honduras. En ese año don Ricardo Pineda Tábora, fabricante de maicena, se asoció con doña Lastenia Arias de Bueso, madre de1 conocido banquero Jorge Bueso Arias y propietaria de una máquina envasadora de refrescos. La asociación, bajo la dirección entusiasmada de don Ricardo, floreció hasta el grado de que le compró a Doña Lastenia la maquinaria apenas dos años después.

Bajo la asociación antigua los refrescos fueron ofrecidos al público bajo diversos nombres: "Refrescos Alba", "La Frescura del Alba", y "La Abeja". Al comprar la maquinaria, don Ricardo cambió el nombre de la empresa a Copán Industrial, nombre que queda hasta hoy en día. En cuanto al nombre de su producto, razonaba "Si existe uno que se llama Canada Dry, ¿porqué no puede llamarse Copán Dry?"

El aquel tiempo el tamaño típico de los refrescos en Honduras era de siete onzas, y lo nuestro no era la excepción. Con el paso del tiempo el mercado masivo ha pasado a estandardizarse en el tamaño de 12 onzas, pero nosotros, fieles a la preferencia de nuestros clientes locales, seguimos produciendo nuestra presentación emblemática de siete onzas. A nuestro saber, somos la única empresa a nivel centroamericano que aún mantiene una presentación en dicho tamaño tradicional.

En ese tiempo únicamente se envasaban 30 cajas diarias de refrescos, todo bajo un proceso manual. Con la ayuda del Banco de Occidente, quienes concedieron un préstamo, se compró a don Federico Yusan una envasadora eléctrica, ayudándonos aumentar nuestra producción.

En su inicio Copán Industrial funcionaba sólo con los hijos del dueño. Luego contrató sus primeros dos trabajadores, y actualmente -- gracias a la aceptación del público y su demanda creciente para nuestros productos -- tenemos el privilegio brindar empleo a 60 empleados permanentes.

Una anécdota ilustra la importancia que don Ricardo siempre daba a sus empleados y a su comunidad. En un momento le ofrecieron una máquina empacadora para la maicena, oferta que no aceptó, argumentando que no podría ayudar a brindar trabajo a la gente de su pueblo, ya que la mayoría de las mujeres se iban por falta de empleo. Don Ricardo quería tanto a su Santa Rosa que en muchas ocasiones fue motivo de disgusto cuando trataba de persuadir a sus amigos, quienes de visita venían a esta, para que se quedasen e hicieran algo por su pueblo.

Por el año 1965 don Ricardo murió repentinamente, por lo cual su hijo Juan José Pineda Escalante tuvo que abandonar sus estudios para hacerse cargo de la empresa, que por herencia fue desde esa fecha una sociedad entre sus hermanos y su madre, quién fue su brazo derecho. Luego de tomar la riendas del negocio, "Chepito" Pineda, como popularmente se le conoce, comenzó a hacer cambios y a traer nuevas ideas para sacar adelante la empresa familiar. Su éxito en liderar la empresa culminó en 1991 cuando fue nombrado "Empresario Distinguido" por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), y de nuevo en 2010 cuando la ciudad de Santa Rosa de Copán le nombró Hijo Predilecto.

Chepito Pineda nombrado Hijo Predilecto de Santa Rosa

Más adelante la empresa fue constituido como Copán Industrial S.A. de C.V., una socie­dad formada por el mismo "Chepito" Pineda, su esposa Margarita, y sus hijos José Ricardo, Eloísa, Silvia, Gabriela, y Juan José, quienes actualmente dirigen cada uno en su campo, esta empresa familiar.

A petición de nues­tros clientes, a partir de agosto del ano 2004 salimos al mercado con una presentación desechable en el tamaño de medio litro, siempre con nuestros siete sabores tradicionales, sin dejar de trabajar nuestro emblemático envase de vidrio de siete onzas.

Pero nuestra historia aún falta mucha para escribir. Tenemos muchos proyectos pendientes, los cuales esperamos hacer realidad poco a poco confiando en Dios y con el deseo de hacer grande a nuestra querida Hondu­ras y a nuestra querida Santa Rosa de Copán.